Consejos

Melatonina: destapando mitos urbanos

problemas para dormir melatonina

Dormir es una parte clave de la rutina de todas las personas. Durante el tiempo que estás durmiendo, tu cuerpo está descansando para el próximo día, al igual que hace otras cuantiosas e importantes tareas. 

Uno de los problemas cada vez más comunes de nuestra sociedad está relacionado con el sueño, bueno, más bien por la falta del mismo. Cada vez es más frecuente conocer a alguien que padezca de insomnio o tenga problemas para conciliar el sueño. Existen diversos factores que pueden estar detrás de ello, desde el estrés, la ansiedad, etc. Hoy en concreto venimos a hablar de una causa ligada a la falta de una hormona fundamental para el sueño: la melatonina.

En este post hablaremos acerca de esta hormona y de los roles que cumple, ya que muchas de las leyendas urbanas que se han creado en torno a la melatonina son falsas. Empecemos viendo qué es la melatonina y cuál es su función. 

¿Qué es la melatonina y para qué sirve?

La melatonina, una hormona producida naturalmente por la glándula pineal, desempeña un papel fundamental en la regulación del ciclo sueño-vigilia, siendo esencial para mantener un patrón de sueño saludable. Su producción está influenciada por la oscuridad, comenzando a aumentar en respuesta a la disminución de la luz ambiental, alcanzando niveles máximos durante la noche. Este ciclo natural ayuda a sincronizar el reloj biológico interno, permitiendo una transición efectiva entre la vigilia y el sueño.

Melatonina: una hormona naturalmente producida en el cuerpo humano que regula el sueño y el ciclo circadiano

Además de su función en la regulación del sueño, la melatonina posee propiedades antioxidantes, contribuyendo a proteger las células del estrés oxidativo. Investigaciones también sugieren su papel en la modulación del sistema inmunológico y la regulación de los ritmos circadianos, que afectan no solo al sueño, sino a diversos procesos fisiológicos.

La suplementación de melatonina se ha vuelto popular como una estrategia para abordar trastornos del sueño, como el insomnio. También se ha estudiado su potencial para aliviar los efectos del jet lag y mejorar la calidad del sueño en ciertos grupos de población. Sin embargo, es importante utilizarla con precaución y consultar a un profesional de la salud, ya que la dosis adecuada puede variar según las necesidades individuales. La comprensión de la importancia de la melatonina destaca su papel multifacético en la salud y el bienestar general.

Mitos urbanos acerca de la melatonina

  • La melatonina (y sus suplementos) son pastillas para dormir.
    La melatonina es un regulador del reloj del cuerpo, es decir, se encarga de regular el ciclo del sueño, no de iniciarlo. Muchos de los medicamentos para dormir están clasificados como drogas psicoactivas. La diferencia principal con la melatonina es que ayuda a regular el ciclo normal del sueño, no te induce al mismo. 
  • La melatonina no tiene efectos secundarios.
    Es cierto que la melatonina es un suplemento saludable, y no tiene prescripción de ser una droga, pero ello no implica que no tenga efectos secundarios. Las principales consecuencias que puedes sufrir después de realizar un consumo inadecuado son: somnolencia, mareos, dolores de cabeza, irritabilidad y ansiedad. 
  • La melatonina es adictiva.
    Se han desarrollado cantidad de estudios acerca de esta hormona, y la conclusión final es que los suplementos de melatonina no tienen propiedades adictivas. Es por ello que no se considera tampoco una droga a los suplementos de melatonina.
  • El uso prolongado en el tiempo de melatonina resulta dañino.
    A día de hoy no existe ninguna evidencia científica de que el consumo de melatonina a largo plazo resulte potencialmente dañino o peligroso para el ciclo de sueño. 
  • La melatonina insensibiliza al cerebro.
    La melatonina no presenta síntomas de abstinencia tras su uso, por lo que no provoca ningún problema del estilo relacionado con el paro de su consumo. Además, recordemos que es un suplemento para la salud, de tal manera que tampoco provoca efectos como sí podría provocarlos una droga o medicamentos recetados. 
  • La melatonina afecta negativamente a la presión arterial.
    Es cierto que la melatonina afecta a la presión arterial durante la noche. Sin embargo, el riesgo del mismo no supone una verdadera amenaza como para recomendar no tomarlo. 

Este post ha sido realizado con la finalidad de explicar qué es la melatonina y la importancia de dicha hormona, al igual que de derrocar leyendas urbanas acerca de la misma. La melatonina es un suplemento que puede ser de ayuda para nuestra salud. No obstante, antes de empezar a tomarla debes acudir a hablar con un especialista o con tu médico de cabecera, ya que hay casos (muy poco comunes) en los que sí que puede ser potencialmente peligrosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *